miércoles, 10 de septiembre de 2008

Breve análisis sobre "El laberinto del fauno"




Por Carolina Riccio


FICHA TECNICA:

Dirección y guión: Guillermo del Toro

Productores: Guillermo del Toro, Alvaro Augustin, Alfonso Cuarón, Berta Navarro, Frida Torresblanco



La película “El laberinto del fauno” está situada en un contexto realista y desgarrador. La dictadura de Francisco Franco es el marco político y social que contiene la historia que éste efectivo filme muestra.
Ofelia, una niña llena de sueños e ilusiones, se muda junto a su madre a la casa de Vidal después que la misma contrajera matrimonio con éste. Vidal es un personaje violento e impasible, que trabaja para Franco y al que sólo le importa “imponer un nuevo orden” y perpetuar su linaje. La caracterización de este personaje está abstraída de toda psicología descifrable y sólo deja traslucir una ideología absurda donde lo diferente nunca puede formar parte de la subjetividad, donde el orden político se asienta sobre la violencia. Es un personaje frío y distante, del que no podemos percibir sus sentimientos sino sólo su filosofía irrazonable. La película muestra el racismo arbitrario e inculto que proyecta la autoridad impuesta; pero aún dentro de éste contexto desalentador para la búsqueda de la individualidad y de la sublimación, Ofelia logra refugiarse en un universo mágico de hadas y faunos, donde ella es nada más y nada menos que la princesa. Podemos pensar que este mundo es una fantasía que se crea la niña para superar su cruel realidad, pero la concepción de la realidad como única es totalmente inconcebible. Si analizamos los efectos que este mundo genera en Ofelia, inferimos que el universo en el que ella vive sumergida es “su realidad”, y que es sumamente efectiva a la hora de preservarla del horror y negligencia que la rodea.
“Realidad vs. Fantasía”, tal vez no sea una dualidad sino mundos interdependientes por los que transitamos para poder llevar a cabo algo tan real pero mágico a la vez como lo es la vida.